GuidePedia

0


Si te gusta el fitness seguro que ya has oído hablar o incluso has practicado el body pump, un ejercicio que nació en Australia y que ha sido un gran éxito en todos los gimnasios del mundo. El secreto de su éxito reside en que mezcla la gimnasia aeróbica con los ejercicios más habituales de musculación, lo que incrementa el gasto calórico al mismo tiempo que se tonifican los músculos de todo el cuerpo. Sin duda uno de los ejercicios más completos que existen en el mundo y a la vez, una diversión asegurada.

Por norma general, las sesiones de body pump se amenizan con música para estimular a los deportistas. Una sesión se divide en 10 movimientos y comienzan con el primer track que se basa en el calentamiento a base de una secuencia rápida de todos los ejercicios que se van a realizar. El segundo track trabaja piernas y glúteos, el tercer track se encarga de los pectorales, el cuarto track es para espalda y glúteos, el quinto track para tríceps, el sexto track para bíceps, el séptimo track para piernas de nuevo, el octavo track es para hombros, el noveno track para los abdominales y el ultimo track para estiramientos y relajación corporal.

Este deporte se practica con una resistencia añadida en forma de barra con dos pesos a sus extremos y con ella se realizan todos los ejercicios. Es recomendable que al principio no se usen pesos para evitar lesiones innecesarias y no forzar demasiado el cuerpo, ya que en cuestión de pocos días te acostumbras y tu cuerpo reacciona adecuadamente a los ejercicios. Los beneficios del body pump se empiezan a notar desde la primera semana y es ideal para personas con problemas de espalda y osteoporosis.

Publicar un comentario

 
Top