GuidePedia

0

Las adicciones no son cosas de bromas, ya que muchas de ellas pueden poner en peligro nuestra salud. Adicciones muy habituales como el tabaco o el alcohol, pueden ser combatidas de una forma sana y sencilla gracias al ejercicio constante. Se ha demostrado en varios estudios, que realizar ejercicio de forma habitual, permite que podamos abandonar adicciones tan nocivas como esas en poco tiempo y sin sufrir episodios de ansiedad en el proceso.

Cuando tenemos una adicción, dedicamos todo nuestro tiempo a satisfacer la necesidad que nos provoca, pero si incluimos en nuestra rutina diaria algo de ejercicio es cuando en nuestro cerebro comienzan a aclararse las cosas. Cuando realizamos ejercicio, nos sentimos bien ya que la química de nuestro cerebro nos hace sentirnos mejor con nosotros mismos, cosa que no suele ocurrir cuando caemos en una adicción del tipo que sea.

Si crees que tienes alguna adicción que está controlando tu vida, comienza a realizar ejercicio de forma constante y en las primeras sesiones descubrirás las enormes diferencias y sensaciones que te proporciona, de modo que por simple química te sentirás mas atraído por el ejercicio que por la adicción en la que hubieras caído. Muchas terapias para adicciones serias, usan un plan de ejercicios físicos para ayudar a los pacientes y siempre se han obtenido muy buenos resultados, por lo que no se pierde nada al intentarlo.

Publicar un comentario

 
Top