GuidePedia

0

Con el calor y el buen tiempo, apetece más estar en la calle aunque el ejercicio se hace más tedioso en los días más calurosos. Por eso, en días así lo ideal es realizar ejercicios en el agua y a poder ser en una piscina ya que el oleaje de la playa te puede impedir mantener el equilibrio. Estos ejercicio acuáticos, son excelentes para reducir el impacto en las articulaciones y a su vez mejorar no solo estas si no el tono muscular y la flexibilidad de todo el cuerpo.

Comenzando por ejercitar el cuerpo de cintura para arriba, podemos realizar elevaciones de piernas. Nos colocaremos en una zona donde el agua nos llegue hasta el cuello y trataremos de elevar una pierna hasta situarla en un ángulo de 90º y aguantamos así cinco segundos. Repetimos el ejercicio con la otra pierna y debemos mantener el equilibrio realizando movimientos circulares con los brazos a ambos lados del cuerpo.

Para ejercitar la parte inferior del cuerpo, podemos realizar un sencillo ejercicio a la par que divertido. Se trata de colocarnos en plancha boca arriba y sujetar con los brazos un balón de playa. Debemos tratar de darnos la vuelta sin soltar el balón y una vez conseguido aguantamos boca abajo cinco segundos antes de volver a la posición inicial. El truco reside en hundir primero el hombro y la cadera del mismo lado.

Publicar un comentario

 
Top