GuidePedia

0

El marisco en la dieta fitness es un complemento totalmente válido. Algunos alimentos como los mejillones o las gambas tienen una alta cantidad en proteínas, por lo que algunas veces podrás variar tu dieta sin tener que tratarse siempre de carne roja y atún en lata.

Puedes cocinar estos mariscos tan preciados (y mucho más económicos de manera congelada) con tu ración de arroz y conseguir así de vez en cuando variar, o también podrás crear ideas de ensaladas con el atún en aceite escurrido y desmigado y agregar gambas troceadas así como todo tipo de mezclas de lechugas y vinagres balsámicos.

No abuses de ellos, pero sí tómalos tan pronto te apetezca realizar un cambio en tu dieta, gracias a la aparición de diversos productos proteicos en el mercado como los palitos de cangrejo que también te ayudarán a crear unos platos mucho más variados en compañía de unos huevos duros. Será la mejor oportunidad de crear una comida que guste a todos, de manera espectacular sin descuidar tu entrenamiento.


Publicar un comentario

 
Top