GuidePedia

0

Si has decidido que necesitas perder peso, debes tener en cuenta que no todos los tipos de ejercicio te van a ayudar y es que por ejemplo los ejercicios anaeróbicos están destinados a conseguir más fuerza y resistencia, algo que viene bien para poder aprovechar todos los beneficios de los ejercicios aeróbicos. Por tanto, os recomendamos un poco de anaeróbico antes de las sesiones de aeróbicos.

El ejercicio aeróbico se centra en el desarrollo de actividades de baja intensidad pero en largos periodos. De este modo quemamos más grasas e hidratos para obtener energía, con lo que perdemos peso e incrementamos la capacidad pulmonar y es bueno para el corazón. Podemos calcular la intensidad que necesitamos con una sencilla resta, en el caso de las mujeres restamos a 210 la edad y en el caso de los hombres, restamos a 220 la edad y así obtenemos el número de pulsación por minuto de máximo que podemos alcanzar. Cuando se llega al 55% de ese número, la intensidad es suave, del 60% al 75% es moderado y entre 75% y 85% es fuerte.

Lo habitual es mantener una intensidad moderada para conseguir mayores beneficios. Y estos beneficios te permiten reducir la grasa corporal si lo practicamos de forma habitual. Te mejora la función cardiovascular y la capacidad pulmonar. Tu estado de ánimo se verá mejora además de obtener un bienestar general elevado. Se incrementa el fortalecimiento de los huesos, se aumenta la resistencia y reduce el colesterol y la presión arterial.


Publicar un comentario

 
Top