GuidePedia

0

Hay muchas maneras de evitar una lesión de espalda haciendo fitness, primero, intenta ser siempre cuidadoso/a con lo que está por venir, no tomando pesos sin apoyarte ni tampoco curvándote demasiado haciendo que tu misma espalda tome ese peso, dejando el protagonismo para sí y no para las piernas.

Es importante que te dejes aconsejar por un entrenador personal a la hora de saber qué cantidad de pesas será la adecuada para transportar y mover sin hacerte daño, ya que muchas personas no podrán acarrear pesas de mayores kilos para no lesionar sus hombros y su espalda.

Tampoco hagas posiciones en aeróbic que puedan comprometer alguna lesión por la que estás pasando, por ejemplo, intenta siempre no mover de manera demasiado agresiva las caderas así como los hombros y el cuello. Un cuello inflamado puede ser terrible y el dolor se puede extender a las cervicales. Asesórate siempre por un profesional y no correrás ningún riesgo.


Publicar un comentario

 
Top