GuidePedia

0

Muchas veces, debido a malas posturas o a abuso de trabajo o ejercicios físicos, el cuello así como las cervicales se resienten. Siempre intenta para que todo vaya a la perfección, realizar automasajes que te ayudarán a sentirte mejor siempre que te notes un poco tenso en la zona.

Para comenzar a relajar el esternocleidomastoideo, comienza a apretar los rollitos de músculos verticales que existen a cada lado del cuello, aprieta durante unos segundos y descansa, repitiendo de arriba hacia abajo como si quisieras recrear el movimiento de una ola.

El músculo así irá cediendo y notarás como ablanda y cómo te sentirás mejor. Procura también usar cremas que te ayudarán a conseguir el efecto deseado. Es mucho mejor que seguir con el entrenamiento y empeorar en algún dolor que empezó como algo pequeño. Tenlo en cuenta y comparte este consejo con tus amigos, porque podrá ayudarte mucho. Los automasajes se realizan las veces que necesites, ya que no aportan efectos secundarios peligrosos.


Publicar un comentario

 
Top