GuidePedia

0

Mejorar la flexibilidad de las articulaciones puede asegurarnos una buena salud para ellas en el futuro y sobretodo en la vejez, donde es más habitual sufrir enfermedades relacionadas con las articulaciones. Pero sobretodo nos ayuda en cualquier momento a conseguir evitar las lesiones que podemos sufrir al realizar ciertos ejercicios. Una de las principales formas de tener una buena salud en nuestras articulaciones son los buenos estiramientos.

Pero no solo se trata de realizar calentamientos y estiramientos sin más, tenemos que tener en cuenta que cuando nos referimos a las articulaciones estas necesitan un tipo de calentamiento concreto. Para calentar las articulaciones debemos comenzar de menos a más, tanto en movimiento como en fuerza. De modo que a medida que la articulación entra en calor con el movimiento podemos ir aumentando el ritmo.

Y siempre debemos recordar que de forma independiente al ejercicio que vayamos a realizar, tenemos que calentar todos los músculos del cuerpo del mismo modo que deberemos ejercitar todas las articulaciones, así no solo evitaremos lesiones si no que podremos disfrutar de la actividad física que vayamos a realizar sin que nuestro cuerpo se resienta más de la cuenta.

Publicar un comentario

 
Top