GuidePedia

0


Coloca el balón de entrenamiento en el suelo y después cuélgate hacia adelante, haciendo presión con los brazos apoyados con las palmas de las manos en el suelo.

Tras este movimiento deberás ir balanceándote con cuidado hacia adelante haciendo flexiones de brazos, doblando los codos. Haz series de entre 15 a 20 rondas por cada tanda.
Te ayudará a reafirmar tus tejidos y disfrutarás de un ejercicio controlado que también fortalecerá glúteos y pantorrillas al mantenerse continuamente en acción. No dejes de crear tus propias sesiones o también de aportar mayor fluidez al entrenamiento mezclándolo con una rutina de pesas.

Los resultados comenzarán a verse cuando lleves bastante tiempo entrenando y tus músculos estén realizando trabajo continuo y constante. Si lo deseas, puedes acompañar a esta rutina de una dieta a base de proteínas e hidratos, aunque una dieta mediterránea está muy bien para comenzar. Si quieres, procura mantener un nivel de hidratación constante durante tu entrenamiento, también te ayudará y te permitirá más elasticidad y tonificación.


Publicar un comentario

 
Top